De Cuba a Japón

Dentro de sendvalu, podemos comprender cuán valioso es para nuestros clientes enviar dinero a sus familiares y confiar en nuestra compañia.

Con sendvalu puedes dar algo a cambio: ayudar a los demas

En un poco menos de 5 años, tuve la gran fortuna de trabajar para Sendvalu. En este punto mi vida estaba algo complicada, pero esta compañía me dio algo más que un simple trabajo, me dio la oportunidad de cambiar mi vida entera. Comencé una nueva Carrera y tenía el tiempo de trabajar y estudiar. Nunca hubiese creído estar en la posición de poder trabajar para una compañía de envío de dinero al exterior. Amo los idiomas, me gusta ayudar a la gente, aprender sobre nuevas culturas y esta empresa me dio la oportunidad de practicar los idiomas que había aprendido, entender lo que la gente necesitaba y porque enviaban dinero a sus familias y amigos cuando están fuera de casa.

Les puedo contar una historia de un buen cliente nuestro que está viviendo en Japón, lejos de su hogar en Cuba. Cuando contactamos en Skype por primer vez, me di cuenta que estaba haciendo algo más que conocer un nuevo rostro. Pude comprender cuán importante es para nuestros clientes enviar dinero a sus familiar y confiar en nuestra compañía. Este cliente y yo, pudimos entendernos mutuamente porque ambos hablamos español. El me pregunto de donde era yo y le expliqué que soy colombiana. Él estaba viviendo en Japón y la vida allá era diferente a la de su hogar en Cuba, pero lo estaba haciendo por su familia. También intercambiamos algunas experiencias de vivir por fuera del país. Desde ese momento, entendí mi deber para la compañía y para los clientes. No estaba proveyendo un excelente servicio, estaba también ayudando a la gente a enviar más que dinero, enviar valor… En verdad amo ayudar!